lunes, 19 de febrero de 2018

La lengua del paraíso. Eduardo Galeano.

Los guaraos, que habitan los suburbios del Paraíso Terrenal, llaman al arcoiris serpiente de collares y mar de arriba al firmamento. El rayo es el resplandor de la lluvia. El amigo, mi otro corazón. El alma, el sol del pecho. La lechuza, el amo de la noche oscura. Para decir «bastón» dicen nieto continuo; y para decir «perdono», dicen olvido.

 Memoria del fuego I. Los nacimientos. Eduardo Galeano, 1982.

No hay comentarios:

Publicar un comentario